La Ginebra del puerto que no es del puerto

Noticia de ver fuente

puerto-de-indias

La ginebra ya no sirve para limpiar la barra del bar de Paco. Los gin-tonic son desde hace bastante tiempo la bebida de moda, y España es el tercer país del mundo donde más gin-tonic se consume y donde la producción de ginebra nacional ha aumentado un 20%, según el ranking International Wine & Spirit Research. Puerto de Indias es una de esas ginebras que contribuye con mucho éxito a ese dato y la responsable de la introducción en el exclusivo mundo del  gin a los que no les gusta la ginebra, ni la tónica ni nada que tenga que ver con la complejidad del sabor amargo.

La ginebra sevillana Puerto de Indias, de la empresa centenaria Los Alcores de Carmona, es una de las marcas de alcohol que debe tener hoy cualquier hostelero de la noche que quiera hacer caja un sábado por la noche. Y bien lo sabe la destilería que la produce porque ha pasado de facturar unos 130.000 euros en 2013 a alcanzar los 5 millones en 2014, según datos de la compañía. Asimismo, Puerto de Indias prevé cerrar 2016 con un aumento de la producción de un 350 % respecto a 2015, dijo a EFE el gerente de la firma, José Antonio Rodríguez.

Fundada en 1880, la destilería que creó el primer pacharán natural andaluz ha sido una de las pioneras en producir ginebra para el rentabilísimo nicho de mercado del oxímoron de los gin-tonic dulces. Con un marcado sabor a fresa y un regusto cercano al Apiretal, Puerto de Indias es la bebida referencia entre los que no soportan el enrevesado amargor de una áspera ginebra y adolecen por el más básico de los sabores, el dulce – más si se mezcla con un Sprite y un chorrito de granadina-.

Este inteligente saber empresarial de producir aquello que la masa indiscriminada pide y disfruta ha permitido a los Alcores de Carmona pasar a facturar más de cinco millones de euros, aumentar la plantilla de dos a 80 empleados y próximamente trasladarse a unas instalaciones de 15.000 metros cuadrados en el parque logístico de Carmona. Y lo más milagroso es que todo comenzó con un error en la preparación de un alcohol de fresas que estaba destinado para la coctelería y la pastelería.

Aunque haya sido por casualidad, la honra empresarial existe y la buenaventura de una compañía nacional es motivo de felicidad. Sin embargo, el bebedor o bebedora Puerto de Indias con tónica debe saber que no es un experto bebedor de ginebras y que no debe dar consejos sobre el mundo de las ginebras premium.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: